:::LOCALIZACIÓN
Este sendero se encuentra en el centro del Parque Natural y se accede por la carretera de Valdelarco, pasando el cruce que sigue hacia Navahermosa.


:::PRINCIPALES RASGOS DE INTERÉS
Sendero interesante. Ambiente rural poco transformado. Recorrido junto al arroyo de Navahermosa entre una espesa y diversa vegetación. Caminos empedrados y huertas tradicionales con gran sabor serrano. Castañares y dehesas para la cría del cerdo ibérico. Interesante arquitectura popular estando el casco urbano de Valdelarco declarado Bien de Interés Cultural. Atractivas vistas del barranco y el pueblo, hacia el extremo del recorrido.

Trayecto:
Lineal de ida y vuelta
Longitud:
7 Km (ida y vuelta)
Altitudes:
670 m. Max. - 595 m. Min.
Suma de ascensos recorridos:
140 m.
Tiempo estimado:
2,5 horas.
Dificultad:
Medio.

:::DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO
Al norte de la explanada de El Talenque, al otro lado del arroyo, hay una hilera de casas donde se inicia el sendero.

Tramo del barranco:
Nos encontramos rodeados de encinas, castaños, algún rebollo y un matorral xérico de jaras pringosas, jara rizada, jaguarzos moriscos, tojos, Scabiosa atropurpurea, etc. En los márgenes del camino abunda un herbazal ruderal y subnitrófilo con viboreras y tomatillos del diablo, Calendulas, verdolagas, giraldas, cenizos, etc. Algo más adelante, junto a la Fuente del Arroyo, encontramos vegetación higrofítica con botones de oro, juncos, consuelda menor, berros y tréboles. Llegaremos a un cruce algo más adelante, que pasaremos prosiguiendo sin apartarnos del cauce.

Cruzamos el cauce del arroyo de Navahermosa y, a nuestra izquierda, aparece una gran solana con encinar y pinos Flandes. El matorral predominante está constituido por jaras pringosas, cantueso, carquesa, brezo, tojos, etc. A derecha, sin embargo, aparece en umbría un denso pinar de pinos Flandes con jarón y, cerca del agua, zarzas, brezo blanco, madreselvas, madroños, aulagas, escaramujos, Lytrum salicaria, álamos negros, sauces, y sobre todo, un denso helechal con helechos comunes y helechos hembras.

Más adelante, nos acompañará a nuestra izquierda una pared pétrea donde abundan especies rupícolas. En los remansos de la ribera podemos ver lentejas de agua, y la estrella de agua Callitriche stagnalis. Entramos en un bosque de galería con álamos negros, sauces, y un denso herbazal. Abundando muy especialmente los helechos.

Tramo de Valdelarco:
El bosque se va espesando cada vez más con olmos, sauces y álamos. Aparecen ya algunas huertas con manzanos y nogales indicando que nos vamos aproximando a Valdelarco. Continúa el camino cada vez más encajado y comienzan a aparecer pequeñas huertas coincidiendo con un cambio de dirección a la izquierda.

Nos separamos del cauce que llevamos y encontramos un pequeño barranco proveniente de Valdelarco, el cual cruzamos poco más adelante. Son interesantes las dos morfologías de valle que se generan con la dinámica propia de los barrancos del lugar. Una mucho más angosta, la primera, y la de Valdelarco mucho más amplia.

Otra observación interesante es la de los cerros con berrocal que se reconocen en el fondo este del valle de Valdelarco. Veremos las primeras casas del pueblo al que accederemos entre fértiles huertas. Desde Valdelarco iniciaremos el retorno hacia El Palenque por el mismo camino.

:::FAUNA
El recorrido discurre en su mayor parte por una ribera donde las aguas presentan una relativa constancia lo que favorece la existencia de la mayoría de los anfibios que pueblan el Parque (rana común, ranita meridional, sapo común, tritones, salamandras, etc).

El sotobosque, con presencia de abundantes zarzales, acoge a buen número de aves insectívoras y frugívoras. Así resultan comunes diversas especies de currucas, el escribano soteño, el picogordo, mirlos, ruiseñores, zarceros, etc. El lugar resulta adecuado para la presencia de aves rapaces de costumbres forestales tales como el azor y el gavilán.

Sirviendo, los altos chopos que flanquean el cauce, como lugar de oteadero del encinar próximo e incluso como posible lugar de cría. En las ricas dehesas de los alrededores aún se sospecha la existencia del lince, una de las especies más emblemáticas y amenazadas.

Cuando las aguas tienen cierta permanencia, aparecen varias especies de peces. Además de otra fauna (nutria, martín pescador, garzas, etc) que tiene en ellos una parte importante de su dieta. A destacar es la presencia de la cigüeña negra que tiene en estos lugares una de su áreas de campeo.

 

:::VEGETACION
El itinerario se desenvuelve por un bosque mesófilo de ribera de gran diversidad vegetal y un bosque mesomediterráneo silicícola de alcornoques con cultivos de castaños y pinos Flandes. Es especialmente interesante la presencia de Quercus pyrenaica, del que hay buena representación en la zona de El Talenque.

 


:::GEOLOGÍA
Gravas y arenas: Los depósitos aluviales están formados generalmente de arcillas con cantos subredondeados. Son fruto del depósito en los cauces de las corrientes fluviales. Estos aluviones fluviales son el sustrato donde se asientan las huertas del lugar.

Tobas: Son metavulcanitas ácidas de afinidad riolítica o riodacítica. En general, muestran colores claros o grises.

Filitas: Son rocas de colores oscuros rojizos, azulados e, incluso, morados, generalmente satinadas, con gran cantidad de cuarzo replegado.

 

:::RASGOS ETNOLÓGICOS
Explotación tradicional de la dehesa con una ganadería centrada mayoritariamente en el cerdo ibérico aunque el caprino resulta significativo. Huertas familiares dirigidas al consumo local. Explotación de castañares.

Singular trazado urbano con casas en las que abundan las solanas y arcos. El origen de Valdelarco probablemente provenga de algún asentamiento realizado durante la Repoblación. Su casco urbano está declarado Bien de Interés Cultural al igual que la iglesia del Divino Salvador (s.XVIII), cuya silueta neoclásica corona la población.

Información publicada y registrada:

Senderos para caminar y conocer el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Huelva)
 
Edita: Consejería de Medio Ambiente (Junta de Andalucía)
Autores:Enrique Flores Hurtado
Rocío Acosta Ferrero
Documentación: Javier Camacho
Colaboraciones: Jerónimo Amorós
Enrique Sánchez Gullón
Vicente Beltrán
Fotografías y gráficos:Javier Camacho
Enrique Flores
Realiza: EGMASA
Impresión: EGONDI Artes Gráficas, S.A.
Depósito Legal: SE-223-2001
ISBN: 84-89650-83-7
Impreso en España

 

>> ©2007 www.sierradearacena.net   info@sierradearacena.net <<