:::LOCALIZACIÓN
Este sendero se localiza en el noroeste del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Se sale por la zona sureste de Encinasola.


:::PRINCIPALES RASGOS DE INTERÉS
El principal atractivo se encuentra en el tramo final donde se encuentra la Peña de San Sixto, sobresaliendo aislada en el mismo cauce del Sillo uno de los mejores conservados del Parque.

Trayecto:
Lineal de ida y vuelta
Longitud:
8 Km (ida y vuelta)
Altitudes:
450 m. Max. - 260 m. Min.
Suma de ascensos recorridos:
210 m.
Tiempo estimado:
3 horas.
Dificultad:
Alto.

:::DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO
Partimos de Encinasola por la calle Albarracín (al sureste), saldremos por un camino de tierra con muros de piedra en dirección al Cerro de la Cruz.

Tramo de huertos:
Discurre el camino por zona con plantaciones familiares de huerta y olivar manteniéndose con muy ligera pendiente ascendente. Conforme salimos de la zona poblada, van apareciendo piruetanos, Carlina corymbosa, Carlina racemosa, retamas, Senecio jacobea, cardos corredores, etc. En zonas con algo de humedad hay juncos y mentastros. Pasaremos un desvío, que deberemos dejar a nuestra derecha, para enseguida encontrarnos con un área de amplia panorámica y después una fuerte pendiente descendente.

Tramo de pendiente:
El camino serpentea descendiendo rápidamente. Desde las primeras curvas del camino podemos observar hacia el noreste los dos tipos de relieve, el aplanado y antiguo y la zona de valle encajado, más reciente. El camino comienza a bajar entre un encinar de escaso interés con retamas, escaramujos, zarzas, matagallos, jaguarzo negro, cantuesos, cardo borriquero y las gramíneas frecuentes en los bordes del camino. Dominando el paisaje se encuentra un matorral xérico de cistáceas y aulagas, con torviscos, jaras pringosas, jaguarzo morisco, tojos, aulagas, almoradux, esparragueras y gamones, entre otras.

Continuamos paralelos a una vaguada con vegetación freatofita en su lecho, abundando las adelfas, poleo, mentastro, nueza, cebolla albarrana, gordolobos, heno blanco, así como hierba turmera, que presenta simbiosis con hongos Terfezia de la misma familia de las trufas. Llegaremos a un arroyo de aguas temporales cuyo cauce está repoblado con eucaliptos. Seguimos, agua abajo, por el margen opuesto y, al poco, divisaremos la Peña.

:::FAUNA
La fauna ictícola es importante dado que aparecen buen número de especies endémicas de la Península Ibérica.

Encontraremos a el jarabugo, la pardilla, la boga de río, el calandino, barbos y la anguila. Además, anfibios frecuentes en la riberas, charcas y arroyos temporales. Otras especies de interés presentes en el área son el buitre negro, águilas perdiceras y reales, aunque poco representadas, además de nutrias, cigüeña negra y garzas reales. Por otra parte, comunidades propias de dehesas con abundancia de paseriformes y moderada presencia de rapaces habituales .

 

:::VEGETACION
El itinerario recorre un encinar (mesomediterráneo silicícola) y zonas con vegetación rupícola (Peña de San Sixto). Como especies singulares tenemos a Fontinalis antipyretica, Sedum hirsutum, Thymus mastichina subsp mastichina, Cheilanthes hispanica, etc .

 


:::GEOLOGÍA
Básicamente estaremos todo el tiempo recorriendo la misma formación litológica. Son areniscas y pizarras grises. Está constituida por una alternancia de pizarras limolíticas y grauvacas, en bancos por lo general decimétricos, aunque pueden encontrarse localmente bancos de areniscas de mayor potencia. La coloración predominante es grisácea, pero pueden encontrarse matices desde el verde hasta el violeta.

La geomorfología se caracteriza por rasgos muy aplanados que informan de un periodo en el que la acción erosiva permaneció estable hasta llevar al relieve a un estado de madurez. Sin embargo, posteriormente se ha producido un rejuvenecimiento de la actividad debido a un descenso relativo del nivel de base de la red fluvial. Esto ha derivado en incisión de dicha red que ha ido excavando sus cauces buscando un nuevo equilibrio. Por tanto, puede observarse un relieve general elevado y de aspecto regular, y un valle bien definido y relativamente encajado.

Distinguiremos que la Peña se compone de dos elevaciones de clara connotación litológica, es decir, que su elevación relativa es debida a la superior resistencia de los materiales en los que se forma. Están separadas por un pequeño desfiladero. La Peña está formada en una cuarcita de colores claros; roca que habitualmente manifiesta una fuerte resistencia a la erosión y, por ello, suele encontrarse configurando resaltes sobre el terreno circundante .

 

:::RASGOS ETNOLÓGICOS
Los orígenes de Encinasola se remontan a la Edad del Bronce siendo poblada posteriormente por romanos y árabes de los que aún se conservan numerosos restos, destacando el Castillo Arabe (s.X). Cuenta con varias torres-baluarte (San Felipe y San Juan, esta última restaurada) construidas en el s.XVI para defender las tierras de la frontera de Portugal. Los alrededores cuentan con varias ermitas de interés arquitectónico como la de San Juan, la de los Santos Mártires, la Virgen de Rocamador y la Virgen de las Flores. Resultan de interés etnográfico las construcciones tradicionales de la región. Bujardas y chozos constituían pequeñas viviendas donde familias de pastores se dedicaban a la explotación de las concesiones municipales.

 

Información publicada y registrada:

Senderos para caminar y conocer el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Huelva)
 
Edita: Consejería de Medio Ambiente (Junta de Andalucía)
Autores:Enrique Flores Hurtado
Rocío Acosta Ferrero
Documentación: Javier Camacho
Colaboraciones: Jerónimo Amorós
Enrique Sánchez Gullón
Vicente Beltrán
Fotografías y gráficos:Javier Camacho
Enrique Flores
Realiza: EGMASA
Impresión: EGONDI Artes Gráficas, S.A.
Depósito Legal: SE-223-2001
ISBN: 84-89650-83-7
Impreso en España


>> ©2007 www.sierradearacena.net   info@sierradearacena.net <<