Fuenteheridos, emplazada en el corazón de la Sierra, constituye una de las poblaciones estandarte del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Este núcleo serrano, declarado Conjunto Histórico-Artístico, ha sabido conservar su aspecto genuinamente rural y su tranquilidad, por lo que representa uno de los destinos imprescindibles para el viajero.

Al encanto del municipio hay que unir un entorno privilegiado por sus frondosos bosques de castaños, encinas y quejigos, aderezados por el colorido y alegría que aporta el abundante agua que riega el valle en que se encuentra esta preciosa localidad.

La historia empieza a caminar en Fuenteheridos en época musulmana. Hay indicios y restos de este período en el Cerro Castillejo, que bien podría haber sido fortín.

Con la llegada del dominio cristiano, a partir del segundo tercio del s. XIII comienzan las noticias de Fuenteheridos. Si bien la conquista de las plazas fuertes de Aracena y Aroche fue realizada por el reino de Portugal, pronto pasarán a manos castellanas.

Todo el ámbito serrano giró hacia un proceso de castellanización que sólo algunos núcleos de población eludieron, como es el caso de Fuenteheridos, cuya repoblación correspondió a León desde mediados del s. XIII.

En torno a donde brotaba más agua, la Fuente de los Doce Caños, decidieron cimentar las primeras piedras de lo que sería el pueblo de Fuenteheridos.

Después de la conquista, Fuenteheridos se convirtió en tierra de realengo, perteneciente a la ciudad de Sevilla, siendo el monarca el verdadero titular de la villa.

Este status perduró hasta mediados del s.XVI, cuando don Fadrique Enrique de Rivera, duque de Alcalá, en 1559, compró los lugares de Galaroza, en los que se incluía las aldeas de Fuenteheridos y Alájar, manteniendo su jurisdicción señorial hasta 1621.

En el s. XVII y los primeros años del XVIII, Fuenteheridos tiene historia común con Galaroza, de la que depende administrativamente, aunque cada vez más, quedará bajo los designios de Aracena.

En 1621 estas tierras formarán parte de la jurisdicción señorial del Conde-Duque de Olivares. Pasa a depender desde 1645 del Marqués de Astorga o Conde de Altamira, "quien se intitulaba príncipe de Aracena" (González Sánchez, C.A., 1988), hasta su disolución en 1812, época de desamortizaciones y liberalismo. Previamente, en 1716, Fuenteheridos obtendría el derecho de villazgo y la independencia de Galaroza, convirtiéndose en villa realenga, dependiente de nuevo de Sevilla.

Los datos escritos más antiguos donde se cita a Fuenteheridos se remontan al año 1685 y aparecen en un libro de informes del Estado de las Vicarías existente en el Archivo del Palacio Arzobispal de Sevilla (Varios, 1988).

Durante la primera mitad del s. XIX gozaron de mucha fama sus canteras de mármol, que tenían como principal destino la ciudad de Sevilla (Varios, 1988), explotación interrumpida antes de que acabara la mitad del siglo debido a las dificultades y condiciones de la accesibilidad y del transporte.

La actividad festiva en Fuenteheridos comienza el 28 de Febrero, con la celebración del Día de Andalucía, el cual los representantes del Ayuntamiento invitan a todos sus vecinos a un aperitivo en la plaza del pueblo. Ameniza este acto una banda de música.

El siguiente evento en orden cronológico es la Semana de Pasión, donde tienen lugar los correspondientes actos religiosos. El Viernes Santo podemos ver en procesión a la Virgen de los Dolores y al Señor de la Columna recorriendo las calles de esta localidad.

El Sábado Santo se celebra la quema del Judas, alrededor de la media noche. Esta fiesta comienza ese mismo día por la tarde, en la Era de la Carrera, con la elaboración de los muñecos de trapo, acto al que acuden muchas personas y que en la última celebración, ha dado lugar a un concurso en el cual se premia al muñeco más original. Antiguamente las personas quemaban los Judas y ahí se terminaba la fiesta, pero en la actualidad, los jóvenes aparte de quemar los judas esperan a que se caigan los zapatos para comenzar una verdadera batalla campal entre todos los asistentes por las calles de la localidad. Hoy en día es la fiesta con más apogeo del pueblo.

El Sábado Santo se celebra la quema del Judas, alrededor de la media noche. Esta fiesta comienza ese mismo día por la tarde, en la Era de la Carrera, con la elaboración de los muñecos de trapo, acto al que acuden muchas personas y que en la última celebración, ha dado lugar a un concurso en el cual se premia al muñeco más original. Antiguamente las personas quemaban los Judas y ahí se terminaba la fiesta, pero en la actualidad, los jóvenes aparte de quemar los judas esperan a que se caigan los zapatos para comenzar una verdadera batalla campal entre todos los asistentes por las calles de la localidad. Hoy en día es la fiesta con más apogeo del pueblo.

Para finalizar, el Domingo de Resurrección, se celebra el Día del Bollo. Ese día se reúnen personas de todas las edades en los campos que rodean la localidad para compartir la comida que han preparado. Es típico la degustación de un "Hornazo" o bollo de pan con un huevo en su interior que recibe el nombre de "Rosca".

El patrón de Fuenteheridos es el Espíritu Santo. Esta fiesta se celebra 7 días antes del Corpus. En ella se celebra una misa y tras ella, una procesión y por la noche un baile popular en plaza del pueblo. El patrón fue traído por los pobladores castellano-leoneses. Durante la fiesta, en la puerta del mayordomo se coloca un chopo que previamente ha sido trasladado por los jóvenes y mayores de la localidad, desde la finca del propietario que haya donado el árbol.

Otra de los acontecimientos festivos de la localidad es la “Fiesta del Carro”. El Carro tiene su origen en la visita que hacen los jóvenes de Fuenteheridos a la localidad de Navahermosa (aldea de Galaroza), en sus fiestas locales. Los jóvenes de Fuenteheridos se reúnen, el Sábado y adornan con pintadas y papeles de colores un coche viejo, el cual se utiliza para transportar la garrafa de ponche que se beberá durante el recorrido. Dicho coche es empujado hasta la localidad festiva que espera ansiosa su llegada. Allí, en medio de la fiesta, se reúnen todos y levantan en peso el coche varias veces. En la actualidad se trata de una fiesta en auge conocida en toda la Sierra.

La fiesta de la Virgen de la Fuente se realiza el 15 de Agosto. Es la patrona de Fuenteheridos y en su honor se organizan actos culturales y festivos que suelen durar 4 ó 5 días. El día de la patrona, la Virgen sale en procesión por las calles del pueblo y durante este acto se bendice el agua de la Fuente tan importante para éste.

Uno de los momentos mas esperados en el calendario festivo es la Romería de la Reina de los Ángeles. Esta peregrinación tiene su origen en el s.XIX, celebrándose cada 8 de septiembre y teniendo desde esta época su hermandad de la Reina de los Ángeles con ermita situada en la Peña de Arias Montano. Durante el camino nos encontramos con chiringuitos montados para la ocasión. La noche anterior a la romería hay un bonito espectáculo de fuegos artificiales y es típico, de los vecinos de Fuenteheridos, ir andando hasta allí, para su disfrute.


La Fiesta de la Castaña se realiza en la primera semana de Diciembre, cuando finaliza la recolección del fruto. Antiguamente esta fiesta se celebraba para entregarle la castaña de oro, al vecino del pueblo que hubiese realizado algún acto, en beneficio de esta localidad; para agradecer su colaboración en el desarrollo de Fuenteheridos y para fomentar la iniciativa del resto de los ciudadanos. Sin embargo esta tradición se ha sustituido actualmente, por la subasta de la corona de los Reyes Magos.

Fuenteheridos alberga un importante acuífero al abrigo de rocas carbonatadas, calizas y dolomías del Cámbrico, con caudales subterráneos que históricamente se han aprovechado. Este acuífero alivia sus aguas a través de varias fuentes y manantiales. Entre los mismos destaca la Fuente de los Doce Caños, que recoge las aguas subterráneas del puerto de los Ángeles y el Cerro de los Conejales, situándose en el mismo centro urbano, en la plaza del Coso.

Junto al Paseo de Arias Montano, podemos contemplar el nacimiento de las "lievas", restauradas y embellecidas a través de cascadas y lagos alrededor de las cuales ha sido acondicionado un lugar de paseo y descanso. Las lievas son las acequias de riego que distribuyen el agua de la Fuente de los Doce Caños, por los tres "pagos"(caminos de agua) de la localidad.

La Plaza del Coso es un lugar de encuentro donde los vecinos desarrollan gran parte de su vida social. Se encuentra en el centro del pueblo y está presidida por una impresionante y maciza "cruz de mármol" realizada en 1792 a partir de los afamados materiales de las canteras de Fuenteheridos.

En la parte superior del pueblo, se encuentra la Era de la Carrera, la cual se utilizaba antiguamente para trillar. Actualmente se ha construido un mirador desde el que se puede contemplar la belleza del pueblo.

El monumento religioso más emblemático de Fuenteheridos es la Iglesia Parroquial del Espíritu Santo. De estilo neoclásico presidida por una esbelta torre del siglo XVIII. La actual planta es del arquitecto Pedro de Silva que la reconstruye tras el terremoto de Lisboa. La joya más valiosa para los habitantes es la imagen de la Patrona, la Virgen de la Fuente de estilo barroco y que data del s. XVIII.

Otro lugar de importante valor paisajístico es La Verónica. Se trata de uno de los escasos Humilladeros de Andalucía y data del s. XVIII. Al conocido popularmente como "Cristo de la Verónica", lo podemos observar en un "camino real" que es al mismo tiempo el camino del cementerio, destacando su enclave por estar en un paraje de gran belleza natural.
>> ©2007 www.sierradearacena.net   info@sierradearacena.net <<