Entre las sierras de la Corte y la Barraca, donde se asentaron poblaciones desde la Edad del Bronce, Corteconcepción es un espléndido y soleado mirador de la Ribera de Uerba y del embalse de Aracena. Esta población en realidad está compuesta por dos pueblos muy próximos; La Corte y Puerto Gil. La conservación de sus rasgos serranos, con su bello casco urbano les ha hecho merecer la declaración de Conjunto Histórico Artístico.

El tipismo de sus casas y calles, sus encantos naturales y paisajísticos, junto con una tradicional y esperanzada industria chacinera, son los principales atractivos de la localidad. Un paseo por sus calles nos permitirá apreciar el dulce aroma procedente de los secaderos de jamón. Manjar, que por su forma tradicional de elaborarlo ha dado fama a Corteconcepción.

 

A primeros del siglo XIX, Fernando VII se dignó conceder la gracia de Villazgo a la hasta entonces aldea perteneciente a Aracena, denominada Corteconcepción; en realidad antes, amparándose en el Decreto de 7 de octubre de 1812, promulgado por las Cortes de Cádiz, que concedían a los alcaldes Pedaneos de las aldeas dependientes de Señorío la facultad de ejercer omnímoda jurisdicción en sus respectivos términos, esta villa no dejó de aprovechar la afortunada circunstancia de independizarse. Claro que esta liberación le duró sólo hasta la abolición de las referidas Cortes , prácticamente con la finalización de la Guerra de la Independencia y la vuelta a España del Rey Deseado, con lo que volvió otra vez a la dependencia de Aracena, después de que por el Decreto de 4 de mayo de 1814 quedara derogada la Constitución de 1812 y anulada toda la obra legislativa efectuada en los años anteriores. No obstante, los vecinos de este pueblo no cejaron en su empeño y elevaron instancia al Rey en la que hacían detallada exposición de las vejaciones que por parte de Aracena venían sufriendo, así como el que se sentían agraviados en sus intereses por el mal repartimiento de contribuciones y de cargas comunes, no habiendo tenido por ésta y otras causas la prosperidad que merecían. Recibida esta instancia, Fernando VII la somete a consulta a su Consejero de Cámara, con lo que mandaron practicar las diligencias pertinentes. Después de muchos avatares, habiendo nombrado el Consejo de Cámara de Su Majestad un comisionado para la averiguación de los orígenes de la aldea y tras haber realizado un minucioso estudio estadístico sobre su población y las actividades a la que la misma se dedicaba, se reconoció finalmente la independencia de esta villa. Como resultado de las investigaciones de la comisión se originó un pleito entre Aracena y su todavía aldea, por la oposición de la primera a la concesión de la gracia solicitada, cuya demanda no procedió, por no hallarse en ella razones suficientes para detener el curso del expediente.


Dado que Corteconcepción surge de la unión de dos poblaciones, su ciclo festivo es bastante amplio. Este se inicia con las Cruces, donde los habitantes del pueblo realizan una marcha al Cerro de la Crucecita.

El 24 de junio se celebra la fiesta de San Juan en Puerto Gil, donde se adornan las calles del barrio y tiene lugar una procesión religiosa, a la que siguen bailes y las famosas hogueras.

La Fiesta de Agosto es la siguiente en el calendario. Se celebra el segundo fin de semana del mes, y es una fiesta creada por el Ayuntamiento para la integración y convivencia de los dos pueblos. Tiene lugar en un punto intermedio entre las dos poblaciones y se celebran bailes, espectáculos deportivos, culturales y una cata de jamón.

La fiesta del Señor, en Corteconcepción goza de un curioso privilegio de la Santa Sede para celebrar el Corpus el primer domingo de septiembre. Otra fiesta, aunque en declive, es la fiesta de la Inmaculada, en la que tenía lugar una procesión con antorchas.
La artesanía está centrada en los trabajos con la madera y el corcho. Artículos para recuerdo y cazuelas de madera son las especialidades de los hermanos Vázquez Sánchez y Julio Pérez Acuña, que son los artesanos más notables de la localidad.

Los mejores platos de la gastronomía de Corteconcepción son los relacionados con la matanza casera. Las migas con patatas cocidas, el ajogañán, la sopa de ajo y el gazpacho de invierno. Y entre los dulces destacamos los huevos moles, el piñonate y las flores.

Sin necesidad de obras espectaculares, Corteconcepción posee, por la tipología de sus calles y su arquitectura tradicional, el encanto necesario para estar declarada Conjunto Histórico Artístico.

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Concepción, se encuentra en un lugar privilegiado en La Corte, desde ella se pueden observar magnificas vistas del embalse de Aracena. El templo es una construcción de mediados del siglo XVI, y se puede visitar solicitando permiso a la vecina Doña Elvira.



En Puerto Gil se encuentra la pequeña iglesia de San Juan Bautista. Ermita de 5 por 15 metros de planta basilical, formada por tres tramos de arcos de medio punto, y como capillas laterales utiliza pequeños nichos en el muro.

En la fachada principal, decorada con ladrillos, resalta la espadaña con tres cuerpos.


Es interesante visitar las fuentes-lavaderos de las dos poblaciones. Los lavaderos albergaron la cotidiana tarea del lavado de la ropa y antaño actuaba como foro de noticias de cada población, donde se hablaba de los acontecimientos sociales de los convecinos.

De las inmediaciones del pueblo surgen diversos cauces que van a parar al embalse de Aracena. Esta gran obra, ejecutada para abastecer de agua a la ciudad de Sevilla da lugar a otros usos como la pesca, actividades acuáticas y de ocio, con un área de recreo próxima al puente de la carretera Corteconcepción-Cañaveral.



Entre los lugares naturales de interés, se recomienda la subida al Cerro de la Crucecita muy cercana a la Corte, y desde la que se contemplan inmejorables vistas.
También en las proximidades al cerro se ha habilitado recientemente un área de recreo que lleva el mismo nombre y cuenta con barbacoas, bancos, aparcamiento, amplia vegetación y equipamiento de ocio para niños.


>> ©2007 www.sierradearacena.net   info@sierradearacena.net <<